​Un hecho más que curioso y preocupante se vivió en el fútbol brasileño, donde un árbitro perdió los papeles tras ser agredido por un jugador y fue a buscar un arma de fuego con el objetivo de amenazar a su agresor, lo que causó la alarma de todos en el escenario deportivo.

El hecho se dio en un encuentro de la Liga Passense, un torneo amateur del sur del estado de Mina Gerais, donde un árbitro fue objeto de la agresión y los reclamos efusivos de un jugador por las decisiones que estaba tomando en el campo de juego, a lo que tuvo la reacción más inusual.

Según informó el portal de noticias brasileño GloboEsporte, el árbitro recurrió al arma los 30 minutos del segundo tiempo tras pitar un penalti, dejando el campo de juego para buscar en su bolso personal la pistola y amenazar al jugador en modo de forma de calmar las cosas.

[embedded content]

El árbitro, Camilo Eustáquio de Souza, luego habló con los medios de prensa asegurando que actuó en el “cumplimiento de la ley” (es policía), debido a que hubo agresiones previas de parte del jugador, a quien intentó llevarse detenido y sobre el cual pesa una causa legal ahora.

LEAVE A REPLY