​Juventus vivió un martes para el olvido en la C​hampions League. Tras empezar ganándole 1-0 al Manchester United con un golazo de Cristiano Ronaldo, terminó perdiendo 2-1 de local y no pudo asegurarse la clasificación a los octavos de final.

En la previa del partido, ocurrió una insólita situación que tuvo a Paulo Dybala como el gran protagonista. El arquero Wojciech Szczesny estaba entrando en calor, pateando desde el arco y uno de los pelotazos cayó en la nuca del delantero argentino.

Dybala cayó al piso y se lo vio muy fastidiado por la situación. El arquero tuvo que ir a buscarlo, pedirle disculpas y darle un beso en la zona lastimada. Más allá de esto, el delantero no ocultó su enojo y no puso cara de buenos amigos.

Afortunadamente, no provocó problemas mayores para el jugador y pudo jugar con normalidad el partido. Durante los 90 minutos tuvo momentos de buen fútbol, disparó un remate al travesaño, pero no pudo evitar la derrota.

Como no podía ser de otra manera, la jugada fue una de las más viralizadas de la tarde de Champions League y las redes sociales se llenaron de comentarios sobre lo que le ocurrió. ¡A tener más cuidado la próxima!