Son muchos los futbolistas que se quejan de que reciben muchas faltas a lo largo de los partidos. Muchos jugadores habilidosos o con mucha presencia en el campo acaban por el suelo a cada momento porque los defensas no tienen otra forma de pararlos. Aunque no siempre es así, a veces reciben muchas faltas pero solo porque su liga es dura, como la italiana.

Estos son los 5 futbolistas que más faltas reciben en las grandes ligas:

5. Ilija Nestorovski – 2,88 faltas por partido

Como era de esperar tenían que aparecer jugadores de la Serie A. De hecho, os avanzamos ya que la mayoría de esta lista es de la liga italiana. Ilija Nestorovski, el delantero macedonio del Palermo ha recibido 75 faltas en 26 partidos, un promedio de 2,88.

4. Papu Gómez, 2,92 faltas por partido

Atalanta BC v AS Roma - Serie A

Papu Gómez es una de las estrellas de la sorprendente Atalanta que va cuarta en la Serie A. El argentino está cuajando una muy buena temporada, 9 goles y 7 asistencias en 26 partidos de liga. El delantero ha recibido 76 faltas en 26 partidos, un promedio de 2,92.

3. Andrea Belotti – 3,5 faltas por partido

ACF Fiorentina v FC Torino - Serie A

Andrea Belotti es el jugador referencia del Torino y las defensas rivales tienen que pararle haciéndole faltas. El delantero italiano está haciendo unos números impresionantes: 21 goles en 26 partidos. También llaman la atención su número de faltas recibidas: 81 en 23 partidos, un promedio de 3,5.

2. Darío Lezcano – 3,9 faltas por partido

Bayer 04 Leverkusen v FC Ingolstadt 04 - Bundesliga

El caso de Darío Lezcano es el más curioso de la lista. El paraguayo no está haciendo unos buenos números y su equipo es el Ingolstadt, que va penúltimo. Pese a ello es el jugador que más faltas recibe de la Bundesliga. A Lezcano le han hecho 82 faltas en 21 partidos, un promedio de 3,9.

1. Neymar – 4,5 faltas por partido

Paris Saint-Germain v FC Barcelona - UEFA Champions League Round of 16: First Leg

Neymar es el jugador de las grandes ligas que más faltas recibe. El brasileño siempre se queja de ello. Su fútbol vistoso, siempre apostando por el dribbling hace que la única manera de frenarlo de los defensas sea haciéndole falta. Le han hecho 90 faltas en 20 partidos, un promedio de 4,5.