​Francia y Argentina ofrecieron un auténtico espectáculo en el primer partido de los octavos de final del Mundial. Fueron los de Deschamps los que se llevaron el duelo por 4-3 en un encuentro en el que a la albiceleste no le bastó con el corazón para ganar a una Francia llena de atletas. Mbappé fue el auténtico protagonista con un doblete y provocó un penalti. 

Sorprendió Sampaoli colocando a Leo Messi de falso ‘9’. Tiene a Dybala, Higuaín y Agüero arriba pero no confió en ninguno de ellos para este encuentro en el que la gran novedad fue Pavón por la banda derecha. En Francia, Deschamps parece haber prescindido definitivamente de Dembélé o Lemar para colocar a Giroud y Griezmann arriba y mucho músculo en el centro del campo.

​​

​​

​​

​​

​​Comenzó el partido con Francia queriendo mandar pero ante una bien plantada Argentina que cuando pudo salió jugando con coraje y corazón impulsada por la hinchada albiceleste. Demasiado corazón le echó Rojo ante Mbappé dentro del área y al final el héroe de Argentina acabó cometiendo un penalti que marcaría Griezmann para poner por delante a Francia.

​​

​​El tanto lo marcó Griezmann pero la auténtica pesadilla de Argentina fue Mbappe, que cada vez que tenía el balón ningún defensor argentino era capaz de quitarle la pelota.

mbappe

​​

Mientras tanto, Messi trataba de liderar pero el trabajo físico de los franceses minimizó mucho las apariciones del jugador del Barça. Todos estaban pendientes de Messi y dejaron sólo a Di María para que armara el cañón con la pierna izquierda y empatase el partido con un tiro imparable. Golazo del fideo para la igualada.

​​

​​

​​No duró mucho el empate a uno. Y es que Argentina, con la inercia del gol se fue para arriba y en un rechace Messi disparó a puerta y fue Mercado el que desvió para marcar y certificar la remontada de la albiceleste.

Estaba siendo un partido en el que estaban apareciendo los que no se esperaba. En Francia fue Pavard el que colocó el empate a dos con otro golazo de volea que se encajó en la escuadra. Partidazo.

Seguía la fiesta en el campo y los franceses se pusieron las pilas de nuevo. Mbappé no había aparecido en el segundo tiempo y lo hizo para poner dos goles y poner tierra de por medio. Los argentinos no se lo podían creer.

​​

Argentina lo intentó hasta el final pero no fue suficiente el gol de Agüero para colocar el 4-3. Por tanto, Francia pasa a cuartos de final y la albiceleste podría cerrar una generación de futbolistas liderados por Messi sin ningún título internacional.

meme