En los últimos días, los diferentes medios de comunicación y las redes sociales se han hecho eco de la estatua que le han dedicado a Mohamed Salah  en una ciudad del sur de Egipto. El jugador del Liverpool se une así a una larga lista de grandes futbolistas que han visto como alguien ha tenido la idea de esculpirlos para el recuerdo, aunque a veces no salga tan bien como se espera.

La recreación del delantero egipcio se acerca más a una caricatura del mismo que a una imagen real puesto que la cabeza es mucho más grande que el cuerpo. Ésta es la última desacertada estatua de un futbolista, pero antes que él fueron muchos otros, algunos corrieron mejor suerte y otros pasaron por lo mismo que Salah, siendo el foco de las risas.

1. Cristiano Ronaldo

El rostro del astro portugués probablemente sea la estatua que más revuelo mediático ha generado en los últimos años. Y no es de extrañar, viendo el poco realismo de la figura, que cuando salió a la luz fuese el centro de las bromas. Por suerte para Cristiano Ronaldo, no es la única estatua con la que cuenta e incluso el autor de ésta, Emmanuel Santos, hizo una nueva en la que la semejanza es mucho mayor.

2. Gareth Bale

Con motivo de la final de la Champions League en Cardiff, el mismo Emmanuel Santos realizó una estatua semejante al galés por encargo de una casa de apuestas. En este caso, la obra le hace un poco más de justicia a Bale que la del portugués.

3. Radamel Falcao

Tras las estatuas de Cristiano y Bale, la que el escultor Antonio Irisma le dedicó al delantero colombiano en Santan Marta, su pueblo natal, fue la siguiente en generar cierta polémica. El ‘Tigre’ se convirtió durante varios días en el hazmerreir en las redes sociales por su escaso parecido a su representación.

4. Leo Messi

El argentino no podía ser menos y también fue homenajeado con una estatua en su país. Junto al río, en el Paseo de la Gloria de Buenos Aires, se destapó en 2016 la escultura del crack blaugrana. Messi tampoco se libró de las mofas, en este caso por su rostro triste, ni de los actos vandálicos. En dos ocasiones la representación apareció destrozada, cortada por los pies y por la cintura.

5. Zidane y Materazzi

En Qatar no tenían ningún ídolo que retratar y representaron el icónico momento de la final del Mundial de 2006, cuando Zidane propinó un cabezazo a Materazzi y fue expulsado. La obra fue inaugurada en 2013, pero en Doha no gustó y fue retirada poco después.

6. Ronaldo Nazario

El brasileño también fue plasmado en forma de estatua y tampoco escapó a las críticas y las bromas en su momento. Pese a todo, Ronaldo luce con orgullo su escultura, que preside en el jardín de su casa y le recuerda todos los días la juventud goleadora que supo tener.

7. Diego Armando Maradona

El ‘Pelusa’ es otro de esos jugadores acostumbrado a que se le recuerde de muchas maneras alrededor del mundo, desde murales en Nápoles hasta todo tipo de muestras de afecto en su país. Sin embargo, lo más llamativo fue esta estatua que le dedicaron en Calcuta, India, en la que aparece levantando la Copa del Mundo y que también generó comentarios en su momento.

8. Carlos Valderrama

Al igual que el ‘Tigre’ Falcao, el Valderrama también cuenta con una estatua en su honor en la ciudad de Santa Marta. Una escultura en bronce, imponente, con una forma creativa y estética de representar su característica melena. En la estatua, el ‘Pibe’ no le quita los ojos al balón, al igual que cuando era jugador.

9. Eusebio

Para terminar, la estatua de Eusebio en el exterior del Estadio Da Luz de Lisboa es la mejor muestra de cómo no siempre estas esculturas suponen risas. El monumento a la ‘Pantera’ portuguesa es ya un icono para la afición del Benfica y sirve como recuerdo a uno de sus mayores ídolos.