El partido frente al Betis puede convertirse en una prueba de fuego para el ​FC Barcelona, y es que Philippe Coutinho ha sido el último en pasar por la enfermería. Una baja que obligará a Ernesto Valverde a improvisar en la delantera y buscar nuevos acompañantes para Luis Suárez. Si el brasileño fue quien cogió el timón durante la ausencia de ​Leo Messi, ahora tendrán que ser Malcom y Ousmane Dembélé quiénes tomen el relevo.

El capitán aún no tiene el alta médica y no sabemos si partirá de inicio ante el equipo verdiblanco, pero en cualquier caso de todas las soluciones que tiene el técnico en el banquillo los dos extremos se perfilan como titulares y deben dar un paso al frente. Malcom llegó al FC Barcelona como el candidato para sacar a Dembélé del once y al final ambos han acabado en el banquillo. Uno es el fichaje más caro de la temporada y otro el segundo más caro de la historia del club, en total más de 160 millones de euros que ya es hora de que sean amortizados.

Rayo Vallecano de Madrid v FC Barcelona - La Liga

Si bien el inicio de temporada del francés fue esperanzador, en las últimas semanas ha desesperado a sus compañeros y a su propia afición que no le pasa una más. Una situación opuesta es la que atraviesa el brasileño que tras quedarse fuera de los planes del técnico en más de un partido ahora marca goles importantes.

Pero ninguno de los dos debe conformarse con lo conseguido hasta ahora. Dembélé tiene que empezar a asumir responsabilidades y Malcom demostrar que el Barcelona no se equivocó adelantándose a la Roma en su fichaje. Ambos son los más indicados para jugar junto a Suárez, dos extremos rápidos con calidad de sobra para surtir de balones a un depredador como el uruguayo.

FC Internazionale v FC Barcelona - UEFA Champions League Group B

A ambos futbolistas lo que más les hace falta es tener más minutos y confianza para que puedan desplegar su mejor juego, y con las lesiones de sus compañeros tienen una gran ocasión para reivindicarse. Además, parece que estos dos jugadores están condenados a ser uno el suplente del otro y esta oportunidad les permitirá demostrar que son compatibles sobre el terreno de juego.

No tienen una tarea fácil ni Malcom ni Dembélé al sustituir a Coutinho, pero un jugador del FC Barcelona siempre tiene que estar disponible y dispuesto para coger las riendas del equipo en cualquier situación, y ellos tienen la capacidad para hacerlo. No tendrán ni muchas ni mejores ocasiones para pelear por un puesto en el once y no pueden dejar escapar este tren. Es la hora de que los extremos empiecen a volar por las bandas del Camp Nou.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, ​@90min_es!