Parecería que el acto del gol de Bruno Valdez tuvo menos repercusión que la lesión de Gignac, esas cervicales preocupan mucho más que no haber ganado.

Es indudable que André-Pierre Gignac resulta ser uno de los futbolistas superlativos de la Liga MX, llegó a México para dar un salto de calidad en el fútbol nacional, ahora se minimizan las llegadas de otros grandes jugadores porque no alcanzan el nivel mediático del francés, incluso Andy Delort que también llegó a nuestras filas no tuvo la repercusión nacional que André.

La lesión existe, la duda de si jugará o no hasta ahora (viernes 23 de diciembre, 2:17pm) sigue latente y en vez de lamentarse hay que empezar a pensar y suponer: ¿quién lo podrá sustituir?

Antes de cualquier comentario, hay que dejar muy claro que la función se puede suplir, se puede rellenar y listo, pero la calidad, inteligencia, desmarques y definición son muy difíciles de hallar en otro jugador. Es un caso similar a cuando se lesionó Zelarayán: no se podía sustituir a él, lo que se logró fue que con varios jugadores se repartieron las responsabilidades de creación y recorridos que tiene el “Chino”.

Andy Delort

La opción más sencilla, sobretodo por lo que se vio entrando de cambio por Gignac tras la lesión, es que Andy Delort ocupe desde el inicio el centro del ataque en el partido de vuelta.

Para él, utilizar el campo abierto es lo mejor; tiene una gran potencia, parece que correr es de sus mejores cualidades y para esto se necesita darle el entorno donde él se sienta cómodo, es decir: que Tigres busque un contraataque o contragolpe constantemente durante los partidos, y esto tendría que darse después de no tener la pelota, de recuperar en nuestro propio campo y de estar en constante peligro porque el rival tenga la posesión.

Ahora, ¿sería un único punta en 4-3-3 o 4-2-3-1 o tendría como acompañante a Ismael Sosa como se ha visto que el “Chuco” acompaña a Gignac?

Ismael Sosa

Como segundo delantero se ha visto bien, como extremo por derecha siempre se cerraba porque su naturaleza es el centro del ataque. Es una opción más, y debido a su movilidad puede ser algo positivo para intentar sacar a los centrales de su zona y obligar a buscarlo en una zona comprometedora para ellos.

Si fuera el único punta en 4-3-3 o 4-2-3-1, sería muy importante que juegue Lucas Zelarayán como interior (4-3-3) o enganche (4-2-3-1) para que logre conectar el mediocampo con Sosa, y que esté bien protegido por Dueñas y Guido Pizarro vigilando y corriendo cualquier error de posicionamiento o pérdida del “Chino”.

¿Fernando Fernández y Julián Quiñones?

El paraguayo tiene mucha empatía enorme con la afición, mucho tiene que ver con la sencillez que tiene en su vida diaria y con la convivencia que muestra con muchas personas que quieren al equipo. Esta cercanía provoca que se pida su titularidad, que se crea que es la solución que nadie ha usado, pero lo cierto es que a lo largo de un año no ha logrado convencer en los entrenamientos y no quiere decir que sea malo, pero quizá Tigres no es un equipo para él.

Y respecto a la perla colombiana, Julián Quiñones está demasiado inexperto como para tomar el toro por los cuernos en una final. Quizá se pueda comprar con Édson Álvarez en el equipo rival, pero lo cierto es que La Volpe sabe llevar mucho mejor a los jóvenes que Ferretti, y que Quiñones está llevando un proceso normal bajo el mando de Ferretti, y quizá pueda tener minutos entrando por la banda, pero se ve bastante difícil que pueda tener minutos de titular.

Recuerda que puedes seguirme en Twitter: @edutorresr

LEAVE A REPLY